¿Qué tipo de revestimientos existen?

Un revestimiento es una especie de recubrimiento que se aplica a una superficie, con el fin de decorarla o protegerla. Conoce qué tipos hay.

Uno de los elementos favoritos de los diseñadores de interiores y decoradores son los revestimientos. Tanto en paredes, fachadas y techos, los revestimientos aportan protección y a su vez, un toque estético a través de los colores, las formas y las texturas.  Pero, ¿Qué son exactamente los revestimientos y qué tipos existen?

Qué son los revestimientos

Los revestimientos son todos aquellos materiales finales que se colocan sobre elementos portantes como muros o cubiertas, y que tienen como función proteger, sellando e impermeabilizando dichos elementos, a la vez que cumplen una función estética.

Usualmente se acostumbra a usar materiales más conocidos, pero existen numerosos materiales nuevos que pueden ayudar a modernizar el entorno o a mejorar considerablemente las condiciones de habitabilidad de un ambiente. Entre los tipos de revestimientos podemos encontrar los de interior y los de exterior.

Te puede interesar

Consejos para hacer que tus espacios se vean más amplios

Revestimientos de interior

Madera: Es considerado un material cálido, por eso es importante tener en cuenta qué tipo de ambiente queremos revestir y qué temperatura queremos conseguir: la madera puede ser ideal para ambientes grandes y fríos.

Además, las texturas y colores que presentan estas piezas reformulan el concepto tradicional de revestimiento, dándole un toque de elegancia y sofisticación.

Por otra parte, el revestimiento de madera es un gran aislante acústico. Con propiedades absorbentes, lo que hará espacios más silenciosos y tranquilos.

Estuco: Busca conseguir una superficie lisa y uniforme a partir de mortero, cemento o yeso. Constituye un acabado habitual para paredes y techos, ya que crea una superficie uniforme para el tratamiento decorativo posterior y otorga una base para ornamentaciones tales como molduras, pinturas, papeles de colgadura decorativos y otros detalles arquitectónicos.

Cerámicas y porcelanato: Esta técnica consiste en recubrir la pared de azulejos, cerámicas o percelanatos. Se usa, en la mayoría de los casos en cuartos húmedos como baños y cocinas, debido a que el azulejo tiene una capa de esmalte que lo hace impermeable.

Ladrillo: El ladrillo o bloque arquitectónico es una variedad especial que se fabrica precisamente para ser instalado sin recubrimiento tanto en interiores como en exteriores. Existen diferentes tamaños y colores. Ya sea para tu sala o para tu fachada, es un material resistente y que prácticamente no conlleva mantenimiento.

Revestimientos de exterior

 Concreto y piedra: Aquí las protagonistas son las texturas de los materiales. Además, la piedra ofrece buen aislamiento térmico, acústico y resistencia. Sus acabados son muy diversos y, entre otros, podemos encontrar el apomazado, abujardado, lajado, raspado, entre otros.

Te puede interesar

Licencias de construcción, ¿en qué casos se necesitan?

Piezas de porcelanato:  El porcelanato aplicado en fachadas ofrece protección térmica; contra el agua y la humedad; acústica; contra incendios y contra ataques mecánicos y químicos. Además, como aplique estético aporta luminosidad, autolimpieza, colorido y expresividad, además de dar un toqué vanguardista.

Friso, estuco plástico con pintura para exteriores: Ideales para ser utilizados tanto en una construcción nueva como para refacción y mantenimiento. Dada la variada gama de texturas permiten obtener diferentes acabados y disimular imperfecciones de las reparaciones. Además, evitan el deterioro de las paredes dada su mayor resistencia a los cambios climáticos.

Madera: Los revestimientos de madera aportan a las paredes y fachadas una gran personalidad, calidez y sensaciones agradables para sentidos como el tacto y la vista, en contraste con otros revestimientos como los de piedra que suelen ser más fríos, duros y ásperos, pero todo depende del gusto de cada cliente.

Este material, usado en exteriores, debe ser impermeabilizada con algún tipo de pintura o barniz que selle la superficie y la proteja de todos los agentes nocivos como las plagas, las termitas, el agua, la humedad y los rayos UV.

Ahora, sí aun no sabes cuál es la mejor opción para los interiores y exteriores de tu proyecto, te invitamos a asesorarte, en Factura y Diseño contamos con expertos que te ayudarán a seleccionar la mejor opción, de acuerdo a tus necesidades, especificaciones y presupuesto.

En remodelación, diseño y construcción somos tu mejor opción. Contáctanos para asesorarte

Call Now ButtonLlama ya!