La importancia de hacer un modelado 3D o render antes de empezar una obra

El desarrollo de la tecnología ha posibilitado implementar mecanismos sofisticados en todas las áreas profesionales del ser humano, sin embargo, una de las más beneficiadas es el área de la arquitectura y la construcción, pues a partir del desarrollo de softwares ahora es posible representar productos o elementos físicos de manera precisa para tener una visión global de cómo serán una vez llevados a la práctica, acción que hace unas décadas era imposible de hacer.

¿Qué es diseño 3D o render?

Es un conjunto de técnicas que permiten proyectar en tres dimensiones. El primer paso consiste en idear los objetos, construcciones y piezas tridimensionales antes de modelarlas o construirlas.

Cuando se habla de diseño, se hace referencia a la acción de dibujar o proyectar, así como a la creación de signos. Por otro lado, cuando se hace referencia a 3D se hace referencia a las tres dimensiones, alto, ancho y profundidad.

Te puede interesar

Consejos para hacer que tus espacios se vean más amplios

¿Qué es el modelado 3D o render?

A través de esta técnica, se obtiene un prototipo volumétrico de proyectos arquitectónicos con el fin de visualizarlos de manera más precisa previo a su construcción, y así detectar inconsistencias o simplemente tener una idea clara y anticipada de cómo lucirá la obra una vez que se lleve a cabo.

A nivel técnico, el modelado 3D permite detectar interferencias entre piezas, calcular el peso de las mismas en función de una densidad determinada, o establecer la resistencia de los materiales y los comportamientos de los fluidos de manera numérica y, por lo tanto, medible, aplicable y exacta. Además, permite otras ventajas como:

Ajustes a medida y a tiempo: Permite realizar todos los ajustes necesarios antes de dar el visto bueno, realizando distintas opciones de distribución de espacios y escogiendo la que más se adapte a las necesidades del cliente.

Decisiones detalladas: Es posible elegir colores y materiales, viendo el resultado final, el cual se aproximará mucho a la realidad.

Detección de errores:  es una forma más clara de detectar posibles errores y problemas de diseño.  Acercándonos en mayor medida a la realidad de la obra, encuentros mal resueltos, pasos de instalaciones, alturas mal calculadas, distribución de estancias y espacios.

Te puede interesar

5 tendencias en diseño y remodelación

Control general: Si tenemos una visualización clara de la construcción final, los trabajos irán mucho más rápido y sin sorpresas. Así se garantizará el control general de la obra y se minimizarán los riesgos de estructuras, diseños o planos mal ejecutados.

En conclusión, los beneficios de la industria 4.0 para el sector de la construcción colombiana han logrado dar un valor agregado diferente que históricamente ha tardado en asumir la transformación y la productividad de sus actividades. El modelado 3D sirve para tener un diseño mejor, más económico y eficiente inicialmente, además de mejorar la gestión de las operaciones.

Cabe decir que la adopción de estas tecnologías no sería posible sin el apoyo de los expertos, por ello, la capacitación y acompañamiento permanente de estos profesionales es fundamental para la detección y resolución de errores, por eso es fundamental contar con la asesoría correcta y responsable de compañías que cuenten con la experticia necesaria en temas de diseño y modelado 3D.

Call Now ButtonLlama ya!